Sanatorio San Martín
Turnos 434400/435500

Banco de Sangre

Sanatorio San Martín

Banco de Sangre

Donar sangre es un acto desinteresado, que contribuye a salvar vidas y a mejorar la salud. Toda comunidad necesita de donaciones regulares, ya que la sangre sólo se puede conservar durante un tiempo limitado. Las donaciones son imprescindibles para garantizar la disponibilidad de sangre segura en el momento y el lugar en que se precise.


¿Hay riesgos?

No hay riesgos de adquirir infecciones por la donación ya que el material que se usa es descartable y manipulado por especialistas. Sólo algunas personas presentan malestares luego de la donación, pero, de todos modos la recuperación es generalmente rápida y se puede retomar las tareas diarias inmediatamente. Antes de la donación, un médico te hará una breve entrevista para determinar que la donación de sangre no pueda afectarte como donante y sea segura para el receptor.


Donación de sangre Tradicional

Durante la misma, que no dura más de 30 minutos, se extrae una unidad de sangre (450 ml aproximadamente) a través de uno de los brazos del donante. Esta unidad se compone de glóbulos rojos, plaquetas y plasma.


Donación de plaquetas por aféresis

La aféresis es un tipo especial de donación, mediante la cual se extrae sangre de un donante a través de un brazo, se separa en sus componentes, luego se almacena el componente deseado (en este caso plaquetas) y se restituye el resto de la sangre al donante a través de su otro brazo. El proceso de donación por aféresis dura entre 1 y 2 horas. El separador celular usa un sistema cerrado y estéril que emplea agujas desechables y equipos descartables de único uso. Las plaquetas son las células sanguíneas más pequeñas, producidas por la médula ósea y tienen una vida media de entre 6 y 7 días. Cada unidad de sangre (450ml) contiene sólo 50 ml de concentrado de plaquetas. Para suministrar a un paciente una cantidad suficiente de plaquetas se requieren entre 6 y 10 donaciones normales. Sin embargo, una donación de aféresis proveniente de un sólo donante puede suministrar la cantidad de plaquetas para una transfusión, y si es para un niño alcanza hasta 2 o 3 dosis. En el caso de la donación de plaquetas por aféresis, se realiza bajo la estricta supervisión de personal capacitado observando al donante minuciosamente a lo largo de todo el proceso. La donación no disminuye demasiado el número de plaquetas en el cuerpo del donante y las plaquetas donadas son reemplazadas en menos de 48 horas.